Saltar al contenido

Dolor de pecho, descubre qué hacer para que pare

Dolor de pecho

El ser humano puede tener en cualquier etapa de su vida dolor de pecho; los cuales pueden presentarse por muchas acciones o efectos que pueden ocurrir en nuestro organismo; por lo tanto, es necesario llegar hasta este punto de investigación y saber detalladamente los hechos que pueden otorgarnos sufrimiento o ardor.

Pueden ocurrir muchas formas de encontrarse con un dolor, como punzadas fuertes, sensaciones de presión; también, este tipo de efectos suelen evolucionar y exteriorizarse en otras extremidades, dependiendo de la enfermedad que se contempla o se manifiesta. Por lo cual, cuando decimos «dolor de pecho«, es porque podemos tener alguno de estos síntomas.

Mujer con dolor de pecho

Síntomas

Puede haber una leve o fuerte presión, dolores agudos que se pueden expandir hacia otros lugares del cuerpo; dificultad para respirar, mareo o nauseas, fuertes dolores en forma de puntadas, entre otros.

¿Que puede provocar el dolor de pecho?

Se pueden deber a muchas causas, pueden estar relacionados con ataques cardíacos, irrigaciones sanguíneas, costocondritis que es cuando el cartílago  que une a las costillas se inflama provocando una presión, también puede ser debido a la musculatura, por haber esforzado demasiado los pectorales y demás zonas cercanas al pecho, neumonía causada por un virus, lesión o golpe en costillas, entre otros… Así que si alguna vez escuchamos a alguien decir » Me duele el pecho » le debemos recomendar que se lo mire bien.

Remedios y prevenciones

La primera recomendación es siempre acudir a tu médico de cabecera, el cual determinará la causa del dolor de pecho y cómo prevenirlo. Además, va a dirigir tu medicación y estar al tanto de tu mejora.

Podemos habernos lesionado algún músculo debido a un esfuerzo realizado, lo mejor es darle descanso; ponernos un vendaje sin generar tanta presión pero que sirva para evitar movilidad o golpes en la misma zona.

Es necesario estar seguro de que no se está sufriendo del corazón o de enfermedades sanguíneas, que hagan oprimir el pecho.

Es fundamental realizar ejercicios con dedicación y ante la mirada de un especialista; puede ser caminar para perder peso, elevar el flujo de oxígeno en los pulmones y en la sangre.

Se pueden tomar antibióticos recetados por el especialista dependiendo de si el dolor es provocado por una neumonía o pleuresía.

Si es una persona que fuma frecuentemente, lo más recomendable es empezar a dejar esta actividad; ya que aumenta las posibilidades de sufrir paulatinamente dolores de pecho a través de los pulmones y enfermedades del corazón.


[ssba-buttons][simple-author-box]