Saltar al contenido

Recetas sanas con calabacín, conquista el paladar de tus invitados

Recetas sanas con calabacín

El calabacín es una hortaliza ligera, suave, sutil y versátil. Se puede comer cruda, cocida y al vapor, tiene un sinfín de preparaciones ya que puede ser acompañante o incluso protagonista de la receta. Se puede utilizar para una gran cantidad de preparaciones culinarias; sobre todo si son para recetas sanas con calabacín.

Y además, esta maravillosa hortaliza ofrece junto a su delicioso sabor, nutrientes únicos, que son esenciales para la salud de tu cuerpo. Tiene muy poco contenido calórico y está compuesto principalmente de agua, proteínas e hidratos de carbono, así como vitaminas del grupo C y B, fosforo, potasio, magnesio y calcio.

Por lo que es ideal para las personas que quieren bajar de peso; y por su alto contenido de fibra es un alimento muy fácil de digerir, y es muy recomendado para personas que sufren de gastritis y estreñimiento.

calabacín

Algunas recetas sanas con calabacín

Crema de calabacín al pesto

Esta es una sencilla y deliciosa recetas sanas.

  • 600 gr de Calabacín.
  • 300 gr de Agua.
  • 200 gr de Nata.
  • 200 gr de Queso mascarpone.
  • 100 gr de Piñones tostados.
  • Sal y pimienta.
  • 50 gr de Aceite de oliva y hojas de albahaca.

Para su preparación simplemente solo hay que colocar en una olla de presión, el calabacín cortado en trozos, el agua y la sal, se deja hervir por dos minutos, retiramos y trituramos el calabacín. Dejamos enfriar, añadimos la nata y llevamos a un vaso triturador junto con el mascarpone.

Después de esto tenemos que llevar el aceite de oliva y la albaca al vaso triturador, para servir la preparación en un plato sopero y de esta forma decorar con el aceite de albahaca, los piñones, se añade un poco más de mascarpone y hojas de albahaca.  

Calabacines macerados con limón y menta

Para preparar esta recetas sanas con calabacín, necesitas:

  • 2 calabacines.
  • El zumo de 1 limón.
  • 100 ml de aceite de oliva.
  • 1 diente de ajo.
  • 5 hojas de albahaca.
  • 9 hojas de menta fresca.
  • Sal y algunas hojas de menta extra para decorar.

Para su preparación se debe empezar por lavar muy bien los calabacines, y luego los cortas de forma circular obteniendo láminas finas. Trituras el ajo, desmenuzas las hojas de albahaca y de menta, exprimes el limón y agregas la sal, el aceite y mezclas.

En un recipiente con tapa se debe colocar la mezcla anterior y las láminas de calabacín a capas. Una vez listo se tapa y se guarda en la nevera por tres horas. Retiras y sirves.

[ssba-buttons][simple-author-box]