Saltar al contenido

Remedios caseros para dormir mejor

Remedios caseros para dormir mejor

En muchas ocasiones, el ser humano tiene varios problemas para dormir. Puede deberse a preocupación, estrés, ira, tristeza u otras acciones que hacen que el insomnio en cada uno se active. Hay quienes trabajan durante muchas horas, desde 16 a 20 horas, como también otros que solo trabajan de 10 a 12 horas; sin embargo, ambos pueden tener el mismo problema. Se ha comprobado científicamente que el no disponer de comodidad a la hora de dormir puede afectar en nuestro descanso. Motivado a que no nos sentimos bien con nuestro entorno, y por lo tanto, no hay una relajación estable que permita recargar la energía suficiente para sentirnos mejor. A continuación te decimos los mejores remedios caseros para dormir.

Mujer en la cama lista para dormir

Hay muchos remedios caseros para dormir. Pueden significar la ayuda perfecta para poder descansar y ayudar a que el insomnio se aleje de nosotros.

Remedios más usados

Todos utilizamos como cábala o costumbre, algún tipo de alimento nutritivo para ir a la cama. Puede ser algún líquido o dulce, pero estos, también pueden empeorar la situación si no sabemos qué remedios caseros para dormir al instante nos pueden ayudar a generar relajación y descansar apropiadamente.

Té de Manzanilla

La manzanilla beneficia a relajar la musculatura del cuerpo, se consiguen en cualquier tienda; solo se necesita calentar una taza de agua e ingerir un poco de manzanilla hasta que se disuelva y luego tomarla.

Vaso o taza de leche

Es algo que mucha gente toma antes de ir a dormir. Sin embargo, para tener mayor eficacia, debe tomarse tibia o caliente, puede ser acompañada por una cucharada de miel y canela. La leche ayuda a intervenir en los aminoácidos que regulan la melatonina. Esta se encarga de proporcionar la actividad del sueño. El queso y el yogur son productos derivados de la leche que pueden ayudar para alcanzar lo que se espera.

Té de Valeriana

La valeriana también se puede conseguir muy fácil en el mercado. Es una hierba que destaca por relajar también el cuerpo y viene de varias formas. En forma de planta para dejar disolver, o en infusión para hacer más fácil su consumo. Es el mejor remedio casero para dormir bien.

Infusión de lechuga

La lechuga es un alimento que ayuda de la misma forma que un sedante, es muy eficaz, algunas ocasiones se puede consumir a medio día en una ensalada, para ayudar a tener una siesta corta.

Se ha hablado de estos 4 remedios caseros para dormir profundamente a una persona.Servirán como alternativa para que descanses y relajes los músculos después de un largo día de trabajo.

remedios caseros para dormir a un bebe

Dale un baño antes de dormir

El baño es de los mejores remedios caseros para dormir a un bebe.  Preparar un baño de agua caliente es la mejor forma para relajar a los bebés. A veces se duermen en cuanto se acaba el baño y  cuando les damos el pecho o cena.

La duración del baño y la temperatura,son importantes para relajar al pequeño. Lo ideal es que la temperatura no supere los 23-25 grados y la temperatura del agua debe ser similar a la corporal, unos 35-37 grados centígrados. Después podremos dejarlo entre 5 y 10 minutos para relajar al bebe antes de bañarlo como de costumbre.

Una buena cena para dormir

La cena es muy importante para que nuestro bebé descanse bien durante toda la noche. Tanto al asegurarnos de que no se ha quedado hambriento, como con el hecho de darle demasiada comida.

Si el bebé se queda con hambre, es normal que se ponga a llorar en  mitad de la noche y que pida comida. Incluso es muy probable que tengamos que darle un poco de pecho o de biberón.

Si le damos demasiada cantidad, puede que sufra un  dolor de barriga, y esto puede hacer que vomite e incluso que le den los tan temidos cólicos.

Además, hay que tener en cuenta antes de acostarle que ha expulsado todos los gases, para evitar los cólicos, y no olvides cambiarle el pañal justo antes de que se vaya a dormir, para que no se manche mucho durante la noche.

Música relajante

Es una elección algo rara para hacer que se duerma el bebe. Lo cierto es que hacer que se acostumbre al ruido permitirá que el pequeño se acostumbre a quedarse dormido aunque halla cualquier ruido de ambiente y a que se relaje con cualquier ruido en cuestión.

Un poco de música, el sonido de la lavadora, de una tele o de una conversación, pueden ser de cierto modo “ruidos” con los que el pequeño se puede llegar a dormir.

El tiempo que ha pasado el bebé en el útero de su madre, son unos cuantos meses en los que se acostumbro al movimiento constante y al ruido del líquido amniótico, el latir del corazón y la voz de su mami. Así que evitar ruidos una vez que han nacido, y para hacerles dormir, será un gran error.


[ssba-buttons][simple-author-box]