Saltar al contenido

Remedios caseros para la tos, dile adiós para siempre

Remedios caseros para la tos, dile adiós para siempre

La gripe y la tos aparecen cuando nuestro cuerpo está indefenso o falto de las vitaminas. Los virus están en todas partes, debido a que el aire es un medio de transporte, el cual llega hasta nuestros pulmones a través de las vías respiratorias y por lo cual nos contagiamos y sufrimos este proceso. La tos se presenta cuando tenemos una breve irritación en el conducto de la garganta, puede ser inflamación momentánea. Esto se puede contrarrestar con los mejores remedios caseros para la tos.

Persona con tos y un pañuelo

Cabe destacar que se puede mejorar teniendo en cuenta los remedios caseros para la tos. Estos van a contribuir en aliviar la garganta y desinflamar el conducto por el cual pasamos bebidas y alimentos. Principalmente lo más recomendable es realizar una visita al médico para determinar porqué se tiene consecutivamente la tos y tenemos dolor de pecho. En el mismo momento pueden aplicarse diversos remedios para intentar frenar o disminuirla por completo.

Remedios caseros para la tos seca

Siempre es necesario conseguir diversos productos para nuestro cuidado, y lo más importante, cuando se nos dificulta la compra de medicinas o antibióticos que son más eficaces, por lo tanto, se tiene la necesidad de actuar rápido y probar remedios caseros para la tos seca que sean perfectos para accionar la mejora de la salud.

La miel

Es un remedio efectivo y el más usado para conllevar a disminuir la irritación que se tiene proporcionando mayor relajación al tragar o respirar, por lo que no generará picazón en la garganta y no se tendrá tos. Se puede combinar con gotas de miel para tener un toque con más sabor. Puedes usar dos cucharadas de miel por la mañana para estar tranquilo durante el día y dos cucharadas por la noche para poder descansar y dormir mejor.

El mentol

Este es muy eficaz para ayudar con la relación del ardor de garganta, lo cual va a ayudar a no estar todo el día tosiendo y de esta forma irá poco a poco disminuyendo este problema.

Té de Limón

Puedes hacer un té caliente a base de canela y limón, para relajar el ardor de la garganta. Dejar disolver un poco de canela en agua caliente, hasta que quede líquida completamente y agregar limón líquido para darle sabor. Por último, se bebe de manera que esté tibio y pueda ser consumido en su totalidad.

Jengibre

Puedes hacer un té de jengibre o tomar solo cucharadas de la misma forma que los remedios anteriores. En muchas tiendas se pueden conseguir infusiones de jengibre para hacer más fácil su consumo.

Remedios caseros para la tos en niños

Los mejores remedios caseros para la tos en niños son:

  •  Para bebés menores de 1 año:  No se les debe dar miel, ya que esta no alivia los síntomas y puede provocarle una enfermedad que se llama botulismo.
  • Para niños mayores de 1 año: Usar miel, de 1 a 2 cucharadas, según se vea necesario. La miel ayuda a reducir la mucosidad de la garganta y consigue reducir la tos. Si no tienes miel, puedes también usar una infusión caliente, o incluso una buena sopa. Ciertas investigaciones demostraron que la miel es más efectiva que el jarabe que se compra en las farmacias, para reducir la tos y para aliviar la tos durante toda la noche.
  • Para niños mayores de 2 años. Es aconsejable frotar ungüento mentolado en el pecho y el cuello del niño (cubriendo toda la garganta). Como cualquier medicamento, una vez que se le aplique al niño, se debe guardar en lugar seguro y fuera del alcance de los pequeños de la casa.

Remedios caseros para la tos flema

Hay ciertos remedios caseros para la tos flema que se deben mencionar: 

  • Consumir suero fisiológico, para reducir la cantidad de mocos, lo cual se puede hacer también inhalando vapor de infusión de orégano o al darse una ducha con agua muy caliente, ayudando así a respirar mejor.
  • Beber 2L de agua, zumo o té verde al día, para de esta forma expulsar las secreciones. 
  • Toser cuando se sientan mocos en el pecho, teniendo cuidado de no tragarlos, sino que se deben escupir, ya sea en una servilleta o en el lavabo.
  • Ingerir tés expectorantes, que ayudan en la eliminación del moco o flema.

En varios casos, puede ser necesario tomarse medicamentos, como el jarabe para la tos, como pectox. siempre acudiendo primero a tu médico de cabecera.

Remedios caseros para expulsar la flema

Algunos remedios caseros para expulsar la flema son: 

  • Inhalar vapor de agua hirviendo con orégano y una cucharada de sal gruesa y una gota de aceite de eucalipto.
  • Beber té de cebolla con un poco de pimienta blanca y miel, lo ideal es tomarlo 2 veces al día.
  • Beber el zumo de 3 naranjas con 2 limones, 1 cucharada de miel y 4 gotas de propóleo.
  • Comer alimentos con vitamina C, como la naranja, la mandarina y el pimentón. Esto ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Puedes hacerte un zumo de naranja con pulpa y beberlo todos los días. Ya que ayuda a expulsar la flema, es super sano.

Cuando se tiene tos con flema es imperante no tomarse ningún fármaco para la tos. Primero se debe eliminar la flema, para evitar una posible neumonía.

[ssba-buttons][simple-author-box]